Qué es un deshumidificador, para qué sirve y cuándo usarlo

El deshumidificador elimina el exceso de humedad en el ambiente, además de ser molesto puede ser perjudicial para la salud, especialmente para personas que sufren asma, problemas respiratorios o enfermedades en la piel o huesos. Ante dicho escenario, un deshumidificador puede convertirse en la posible solución.

Deshumidificadores de Ambiente

¿Qué es un deshumidificador?

Un deshumidificador de aire es un aparato de climatización que elimina la humedad del aire del lugar donde lo tengamos ubicado. Esto lo hace absorbiendo el aire y logrando que el agua que contiene se condense y se acumule en un depósito, que se debe de vaciar periódicamente antes de salir. El aire pasa esta vez por una zona caliente donde recupera la temperatura.

En segundo lugar, si queremos saber para qué sirve un deshumidificador la respuesta resulta bastante evidente. Un deshumidificador tiene como principal función reducir la humedad relativa del aire, pero no solo eso, además mantiene el porcentaje de humedad en el ambiente de manera controlada y constante. De esta manera conseguiremos tener un ambiente mucho más confortable y más saludable. Con los deshumidificadores pasaremos menos calor en verano, ya que una humedad excesiva hace que la sensación de calor sea mayor, y también menos frío en invierno, ya que unos niveles altos de humedad hacen que la sensación de frío sea más elevada también.

Una humedad relativa de hasta el 50-55% se considera correcta. Si las cifras son superiores nos deberíamos plantear la adquisición de un deshumidificador, ya que niveles elevados de humedad pueden causar problemas en la salud de las personas que habiten en la vivienda y daños en la propia vivienda (pintura, aparición de moho, parquet, oxidaciones en los metales…).

inofia caracteristicas principales

¿Cuándo usar un deshumidificador?

Es aconsejable utilizar un deshumidificador cuando la humedad relativa de nuestra casa o lugar de trabajo sea superior al 50-55%. Y todavía con más motivo si sufrimos de algún tipo de alergia, problemas respiratorios, asma, enfermedades óseas… Algunas señales de que en nuestra casa hay un exceso de humedad son la aparición de manchas de moho, el olor a humedad al entrar o el encontrarnos por las mañanas las ventanas de nuestra casa con agua condensada en los cristales. El uso del deshumidificador evitará la condensación de agua en las paredes y de esta manera evitaremos que se forme moho.

Ahora que ya tenemos claro qué es un deshumidificador, nos encontramos ante la eterna pregunta, ¿qué deshumidificador elegir? Para tomar la decisión más acertada nos debemos fijar en diferentes aspectos. Primero deberemos tener claro la dimensión de la estancia donde lo vayamos a tener. Otro punto importante es la cantidad de litros que pueda extraer. El tamaño suele ser uno de los puntos más importantes a tener en cuenta ya que de por sí, estos aparatos son muy voluminosos. Importante es también tener en cuenta el consumo eléctrico del deshumidificador ya que este puede variar de unos modelos a otros, aunque deberemos tener en cuenta que independientemente del modelo, cuanto mayor sea la humedad relativa y la temperatura, más gasto energético tendrá este.

Lo que dicen nuestros clientes de nosotros.
Llamar